Crecimiento y desarrollo personal

Decídete a triunfar

Etiqueta: Educación Página 1 de 2

El libro de las buenas relaciones personales, PDF

Es posible que todos conozcamos a personas que no necesitan de mucho tiempo para caer mal.

Personas bastante complicadas con su carácter, y no tienen cuidado de ofender, y hacer sentir mal a los demás.

Otros en cambio son personas con las cuales los demás se sienten cómodos, en confianza, tienen amigos por doquier.

Las buenas relaciones son necesarias si se quiere tener éxito, no puedes pretender tener algún tipo de negocio, y no tener la mas mínima idea de tratar a tus clientes.

Tampoco puedes tener un hogar donde exista comprensión, sino sabes como tratar a tu esposa y a tus hijos.

Los fracasos de muchos emprendedores han ocurrido, gracias al desconocimiento del trato con los demás.

Este libro. «Como ganar amigos e influir sobre las personas» es un clásico de las relaciones humanas, muy sencillo de entender, como también de poner en practica.

Si necesitas con urgencia aprender a ganar amistades, y no enemistades, lee este libro, y ten la seguridad de que tu vida enriquecerá significativamente.

descargar pdf

13 lecciones bíblicas para jóvenes

«Porque los amamos», un libro muy acertado, a la hora de guiar a nuestros jóvenes, por el camino cristiano.

Salir con alguien en una cita puede ser una experiencia emocionante y gratificante. Da la oportunidad de conocer las intenciones de la otra persona. Puede permitir que la amistad se desarrolle y madure. Puede dar la oportunidad de encontrar a alguien que se preocupe y cuide de ti.

Pasar el tiempo con la persona correcta por la razón correcta puede ser una bendición maravillosa y satisfactoria. Tu mundo puede cobrar vida con un nuevo significado al compartirlo con alguien que te respeta a ti y a los valores morales Divinos.

Al igual que en cualquier actividad en la vida, el objetivo más importante de salir con alguien debe ser el agradar y el honrar a Dios. Tu placer y diversión personal debería pasar a segundo término y darle prioridad a honrar y agradar a Dios.

La persona que sea capaz de enfocar sus citas desde esta perspectiva, pondrá reglas adecuadas, comunicándolas claramente a los prospectos y se conducirá de acuerdo con esas normas.

En la cultura superficial del mundo, los jóvenes y niños son presionados a una edad muy tierna a tener novio/a. Los programas de la televisión, las revistas y la presión de los amigos promueven este tipo de relación.

Pronto comienzan los toques, las caricias y otras acciones que arruinan el dominio propio de los niños y jóvenes y les llevan hacia el pecado. Los niños y jóvenes que no tienen «novios» a veces son vistos como «nerds» o fuera de moda.

Como cristianos tenemos un estándar moral que proviene de Dios y que se encuentra en el Nuevo Testamento, en base a ello debemos establecer las normas familiares y personales para las citas.

Técnicas para caer bien en menos de 90 segundos, PDF

Relacionarse con la gente ofrece infinitas recompensas. Y ya se trate de comenzar en un nuevo empleo, (obtener un ascenso, conseguir una venta, hechizar a un nuevo partenaire, electrificar a la audiencia o superar el examen de los futuros suegros, si le caes bien a la gente, poseerás una llave que te abrirá todas las puertas.

Las personas son tu recurso principal. Ellas te crean, te alimentan, te visten, te proporcionan dinero, te hacen reír y llorar; te consuelan, te curan, invierten tu capital, reparan su coche y te entierran. No podemos vivir sin la gente. Tampoco podemos morir sin ella. Nuestros antepasados ya se relacionaban hace miles de años cuando se congregaban en torno a la hoguera para comer gruesos filetes de mamut, o cuando cosían juntos las prendas de pellejo de animal de la última moda.

Es lo mismo que hacemos cuando organizamos reuniones para discutir cualquier tema, o torneos de golf, conferencias y ventas de mercadillo; la comunicación subyace a nuestros ritos culturales, de los más serios a los más frívolos, desde bodas y funerales hasta convenciones sobre la muñeca Barbie y concursos de comedores de espaguetis.

Hasta el más antisocial de los artistas y poetas que se pasa largos y laboriosos meses pintando en un estudio o componiendo en un cubículo junto a su dormitorio suele tener la esperanza de poder llegar a conectar con el público a través de sus creaciones.

Miles de personas influyen en todos los aspectos de nuestra vida, ya sea el hombre del tiempo de una tele local, el técnico de una compañía de teléfonos estatal o la mujer de Tobago que elige los mangos para confeccionar una macedonia de frutas. Cada día, consciente o inconscientemente, efectuamos una miríada de conexiones con gente de todo el planeta.

Charles Stanley, El éxito a la manera de DIOS, PDF

Uno de los fundamentos para la prosperidad bíblica es la fe.Todo libro que he leído afirma,de una manera u otra,que una persona debe creer que puede lograr el éxito.El principio de fe es una constante para el triunfo. La verdad era pregunta para el cristiano es: ¿Fe en qué o en quién? Solo cuando identificamos el objeto de nuestra fe es cuando conocemos con certeza el fundamento de nuestro éxito.

Si pone su fe en usted mismo y en sus capacidades, intelecto y sueños,entonces su cimiento será tan firme como usted lo sea.Además,no importa cuán firme pueda ser, usted no es ni omnipotente ni omnisciente. Si pone su fe en Dios, entonces su base es tan firme como lo es él: todopoderoso Y omnisciente.

En la Biblia no solo encontramos los anhelos de Dios para nuestro éxito,sino que encontramos numerosos ejemplos de personas a quienes él llamó a la prosperidad.

Muy a menudo miramos los personajes bíblicos y concluimos: «Yo no soy así». La verdades que somos como los personajes de la Biblia; y ellos fueron como nosotros en sus respuestas a la vida, en sus luchas,en sus éxitos y fracasos,y en sus personalidades y anhelos.

El éxito es una búsqueda continua. Es establecer y lograr, y siempre tratar de instaurar y conseguir las metas dadas y establecidas por Dios para nuestras vidas. Exito es el rechazo a desanimarse, desalentarse o desistir de las metas de Dios. Es el resultado del anhelo continuo por ser la persona que el Señor nos llama a ser, y por lograr las metas que él nos ayuda a establecer

Para entrenar a un niño, PDF

El entrenamiento no necesariamente requiere que el entrenado sea capaz de razonar; incluso se puede entrenar a ratones y ratas para que respondan a determinados estímulos. El entrenamiento meticuloso puede lograr que un perro llegue a ser perfectamente obediente.

Si un perro lazarillo puede ser entrenado para conducir confiable mente a un ciego entre los obstáculos en la calle de una ciudad, ¿no deben los padres esperar mucho más de un niño inteligente? Se puede entrenar a un perro para que no toque un bocado codiciable que se ha colocado frente a él.

¿No se podrá entrenar a un niño para que no toque? Se puede entrenar a un perro para que venga, se siente, esté quieto, se calle o traiga un objeto, según la orden. Quizá no hayas entrenado tan bien a tu perro, sin embargo, todos los días hay quien lo logra con los canes más tontos. Hasta un torpe adolescente puede ser entrenado como entrenador eficaz en una escuela de obediencia para perros.

Si esperas hasta que tu perro manifieste una conducta inaceptable antes de reprenderlo (o patearlo), tendrás un can intimidado que andará siempre con la cola entre las patas, buscando qué maldad puede hacer antes de que le vuelvan a gritar. Cuando falta el entrenamiento, es tan inútil regañar y azotar a un niño para conseguir una conducta aceptable como lo seria con el perro. Ninguna cantidad de disciplina puede compensar la falta de entrenamiento.

El entrenamiento adecuado siempre funciona en todos los niños. Ser negligente con el entrenamiento es crear circunstancias lamentables para ti y para tu hijo. Muchos por ignorancia han omitido el entrenamiento, esperando que la disciplina por sí sola produzca una conducta correcta. No ha dado resultado.

Libro, 500 ideas para el ministerio juvenil, PDF

Es pecado aburrir a los jóvenes con el evangelio de Jesucristo. El evangelio es la verdad más emocionante del universo. Dios, ¡sí Dios!, quiere relacionarse con nosotros de manera personal, llenarnos del poder de su presencia y marcar una diferencia por medio de nosotros. ¿Cómo podría ser aburrido eso? Los aburridos hemos sido nosotros, que hemos encerrado a Dios en una doctrina o en una experiencia de fin de semana.

Nuestra misión como líderes de la nueva generación es comunicar las buenas nuevas del evangelio de una forma relevante, y eso no puede hacerse si nos limitamos a usar las mismas tradiciones de siempre y los mismos formatos que funcionan para alcanzar y discipular a los adultos.

Los jóvenes y adolescentes de esta generación viven en un mundo muy diferente al de sus padres, un mundo multimedia, visual, interactivo, informático, pluralista, lleno de posibilidades, entretenimiento y elementos tecnológicos. El evangelio de Cristo es siempre el mismo, pero la manera de comunicarlo debe responder a las
características contextuales.

Jesús usó historias que eran inteligibles para su público, Pablo citó a los poetas seculares de su generación e incluso utilizó un altar pagano para hacer relevante su mensaje a quienes lo escuchaban. Debemos usar lo que tenemos a nuestra disposición para comunicar a Cristo a esta generación de un modo real, emocionante y radical.

Nuestro Dios es el creador del universo. No un creador o el creador de algo en particular. Sino el creador de todo. De lo que vemos y lo que no vemos. De lo enorme y de lo diminuto. De lo que está en los mares, de lo que está en la tierra y de lo que está en el cielo, y no solo el cielo que vemos.

Él es el creador de las galaxias y las megas galaxias. Por eso estoy convencido de que una de las notas sobresalientes de los hijos de Dios debería ser el vislumbre de nuestra creatividad. Todos conocemos el famoso dicho: «Dime con quién andas y te diré quién eres».

Dios no solo es el creador, sino que desde el comienzo nos dio libertad creativa. ¿Cuál fue la primera orden que le dio a Adán? Fácil: ponerles nombre a los animales. ¿Curioso no? La primera orden de Dios dada al ser humano fue que usara su creatividad. Saltamos las páginas de la revelación escrita, y nos encontramos a Jesús diciéndonos que nuestra tarea es hacer discípulos, y eso nos entusiasma.

A solas con DIOS, PDF, John MacArthur

La esencia de la oración es simplemente hablar con Dios como usted lo haría con un querido amigo, sin pretensiones ni ligerezas. Sin embargo, muchos creyentes tienen problemas con esta actitud hacia la oración. Debido a que la comunión con Dios es tan vital y la oración tan efectiva para el cumplimiento de! plan de Dios, e! enemigo intenta constantemente introducir errores en nuestro entendimiento y compromiso con la oración.

Cada generación se enfrenta a la necesidad de volver a dar prioridad y purificar una percepción corrupta o confusa de la oración. Para muchos, la oración ha sido reemplazada con la acción pragmática. La función anula la comunión con Dios; los ajetreos desplazan la comunicación. Para otros, la oración carece de admiración y respeto.

Sus esfuerzos son superficiales, irrespetuosos e irreverentes. Luego están aquellos que creen que la oración se diseñó para exigir y reclamar a Dios. Ellos intentan forzarlo a que haga lo que creen que él debería hacer por ellos. Finalmente, para otros la oración no es nada más que un rito.

Usted puede que considere a la oración con e! mayor respeto posible, pero se da cuenta de que su propia práctica carece de propósito y vitalidad, así que no pasa tiempo con Dios como sabe que debería hacerlo.

A solas con Dios, una oportunidad como esta debería ser el mayor deseo de un cristiano. Qué triste que tantos creyentes pasen tan poco tiempo con él, o no se dirigen a él en lo absoluto, porque tienen poco que decir.

Para los cristianos orar es como respirar. Usted no tiene que pensar para respirar porque la atmósfera que nos rodea ejerce presión sobre sus pulmones y lo fuerza a respirar. Por eso es más difícil aguantar la respiración que respirar. Asimismo, cuando usted nace en la familia de Dios, usted entra en una atmósfera espiritual en la que la presencia y la gracia de Dios ejercen presión o influencia sobre su vida.

La oración es la respuesta normal a esa presión. Como creyentes, todos hemos entrado a la atmósfera divina para respirar e! aire de la oración. Sólo entonces podremos sobrevivir a la oscuridad de! mundo.

Inteligencia espiritual, PDF, Danah Zohar

En la primera parte del siglo xx , el CI (cociente de inteligencia) se convirtió en la gran novedad. La inteligencia intelectual o racional es lo que usamos para resolver problemas lógicos o estratégicos.

¿Cuál es el significado de mi vida? ¿Por qué debo seguir adelante cuando me siento cansado o deprimido o frustrado? ¿Qué hace que todo esto valga la pena? Nos empuja y ciertamente define un deseo específicamente humano de hallar sentido y valor a lo que hacemos y experimentamos.

Deseamos ver nuestras vidas en un contexto más amplio y significativo, se trate de una familia, la comunidad, un club de fútbol, el trabajo de nuestra vida, nuestro marco religioso o el mismo universo.

Deseamos algo a que podamos aspirar, algo que nos lleve más allá de nosotros mismos y del presente, algo que nos proporcione valor a nosotros mismos y a lo que hacemos.

Algunos antropólogos y neurobiólogos entienden que este deseo de significado y el valor evolutivo que confiere es lo que hizo bajar a los hombres de los árboles hace dos millones de años.

La necesidad de que las cosas tuvieran sentido, dicen, dio paso a la imaginación simbólica, a la evolución del lenguaje y al extraordinario crecimiento del cerebro humano.

La mayor preocupación de la gente actual es el sentido de las corsas. Muchos escritores afirman que la necesidad de encontrar sentido es la crisis central de nuestro tiempo.

Hay muchos que hoy han alcanzado un nivel sin precedentes de bienestar material, pero sienten que quieren más. Muchos hablan de un vacío aquí, señalándose el estómago. Ese más que les llenaría el vacío rara vez tiene que ver con la religión. Ciertamente, la mayoría de la gente que busca una realización espiritual no ve que sus anhelos guarden relación alguna con la religión.

La religión convencional es un conjunto externamente impuesto de reglas y creencias. Es jerárquica y proviene de sacerdotes, profetas y textos sagrados; se absorbe a través de la familia y la tradición. La ÍES, tal como la describe este libro, es una capacidad interna e innata del cerebro y la psiquis humanas que extrae sus recursos más profundos del meollo del mismo universo.

Es una prestación desarrollada a lo largo de millones de años que permite al cerebro encontrar y usar significados en la solución de los problemas. Tenemos que usar nuestra ÍES innata para forjar nuevos rumbos, para encontrar alguna sana expresión de significado, algo que nos emocione y nos guíe desde nuestro interior.

El arte de la prudencia, PDF, Baltasar Gracián

En el mundo del conocimiento no hay limites, a cada instante se presenta la oportunidad de aprender algo nuevo, como buena voluntad es lo que nos sobra para compartir, pues ahí tienen otra obra interesante, Buen provecho…

Gracián nos enfrenta a un compromiso moral: actuar. Llama la atención la actualidad del debate que nos plantea y con la radicalidad que lo hace.

Radicalidad que surge de la visión moral que imprime a la necesidad de actuar, a la obligación de hacer, de transformar la realidad. Emprender es un deber no una opción.

Frente a la improvisación y la precipitación, el reto no es otro que mantener la capacidad crítica; revisar los valores de la convivencia, evaluar las amenazas y fijar referencias sostenibles, y por ello compartidas.

En definitiva, superar las restricciones que imponen la ansiedad o la codicia. Despacio, sí; pero seguro. Emprender, reflexionar, aprender sin pausa, sin dilación. El riesgo inasumible es quedar paralizados ante la incertidumbre.

Es evidente que vivimos una situación en la que se acumulan las paradojas conduciéndonos a un momento de crítico.

Nunca nos hemos sentido tan poderosos y a la vez tan frágiles.
Cuando vamos a buscar soluciones en el libro de instrucciones sólo
encontramos en él una frase que nos dice: “Consulte a los que lo
están haciendo”.

Las oportunidades se dibujan con agua sobre planchas calientes. Nunca hemos podido acceder a tanto conocimiento y a la vez nos ha resultado tan difícil valorar de los riesgos que asumimos. Cooperar, compartir; aumentar la red y la intensidad de sus flujos es la única manera de poder adaptarse una realidad en continuo y vertiginoso cambio, es la única manera de poder contribuir a su configuración, en definitiva es la manera de ser.

Hacer es aprender. Aprender es emprender. El arte de la prudencia, hoy es el arte de emprender, y el arte de emprender con conduce al arte de aprender. En este entorno la recomendación de Gracián cobra una vigencia radical, “Todo lo que comiences, no pares hasta conseguirlo”. ¡Invéntate el futuro! Todo es posible porque antes ha sido soñado.

ALFONSO GONZÁLEZ HERMOSO DE MENDOZA
Director de la Escuela de Organización Industrial – EOI

Los Cuatro acuerdos, PDF, Miguel Ruiz

Hace tres mil años había un ser humano, igual que tú y que yo, que vivía cerca de una ciudad rodeada de montañas. Este ser humano estudiaba para convertirse en un chamán, para aprender el conocimiento de sus ancestros, pero no estaba totalmente de acuerdo con todo lo que aprendía. En su corazón sentía que debía
de haber algo más.

Un día, mientras dormía en una cueva, soñó que veía su propio cuerpo durmiendo. Salió de la cueva a una noche de luna llena. El cielo estaba despejado y vio una infinidad de estrellas. Entonces, algo sucedió en su interior que transformó su vida para siempre. Se miro las manos, sintió su cuerpo y oyó su propia voz que decía: Estoy hecho de luz; estoy hecho de estrellas.

Miró al cielo de nuevo y se dio cuenta de que no son las estrellas las que crean
la luz, sino que es la luz la que crea las estrellas. «Todo está hecho de luz ‐ dijo ‐, y
el espacio de en medio no está vacío.» Y supo que todo lo que existe es un ser
viviente, y que la luz es la mensajera de la vida, porque está viva y contiene toda la
información.

Entonces se dio cuenta de que, aunque estaba hecho de estrellas, él no era
esas estrellas. Estoy en medio de las estrellas, pensó. Así que llamó a las
estrellas el tonal y a la luz que había entre las estrellas el nagual, y supo que lo que
creaba la armonía y el espacio entre ambos es la Vida o Intento. Sin Vida, el tonal y
el nagual no existirían. La Vida es la fuerza de lo absoluto, lo supremo, la Creadora
de todas las cosas…

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén