Chocolate caliente para el alma, PDF, Jack Canfield

Cuentos, historias o reflexiones han sido instrumento de los entendidos tratando de hacer llegar un mensaje a la mente o al corazón de las personas, ficticias o reales, cada una lleva en si un valioso mensaje.

Sabemos todo lo que necesitamos saber para poner fin al sufrimiento emocional inútil que muchas personas experimentan en la actualidad.
La autoestima y la eficiencia personal están a alcance de todos aquellos que se hallen dispuestos a tomarse el tiempo de conseguirlas.

Leer un libro como éste es como sentarse a comer una comida muy elaborada. Puede ser demasiado sustanciosa. Es una comida sin vegetales, ensaladas ni pan. Es todo esencia, con muy pocas palabras huecas. En nuestros seminarios y talleres dedicamos más tiempo para establecer y discutir las implicaciones de cada historia.

Exploramos más a fondo sobre la forma de aplicar las enseñanzas y los principios en la vida cotidiana. No nos limitamos a leer las historias. Tómese usted el tiempo necesario par digerirlas y asimilarlas. Si se siente impulsado a compartir una historia con otras personas, hágalo.

Cuando una anécdota lo haga pensar en alguien, llame a la persona que le trajo a la mente y compártala. Métase en cada lectura y haga lo que sienta que surge en usted. Están pensadas para que lo inspiren y lo motiven.

Guia zen para la vida diaria y los negocios, PDF

Zen para la vida, Actitud para los negocios

El zen no es una religión, es una filosofía, una actitud ante la vida, y un método.

Este libro es una guía al estudio del zen, no es un libro de zen. Es una
introducción al estudio de mirar y vivir la vida tal cual es. ¿Cómo es eso?
¿Qué es, entonces, la vida que vivimos?

En un inmenso porcentaje de los casos, la vida que vivimos no es la que quisimos vivir; es la vida que nos impusieron. Quisimos ser maestros o músicos y terminamos siendo médicos, porque nuestros padres o las circunstancias nos lo exigieron.

Quisimos ser libres como pájaros y volar por el mundo y terminamos encarcelados, llenos de obligaciones y defendiendo posesiones y atendiendo un trabajo aburrido.

No vivimos vidas propias, vivimos vidas ajenas. Con este libro queremos crear consciencia de esta realidad y dar las indicaciones básicas para detenernos y retomar nuestro verdadero camino.

Cuentos sabios, Cabaret místico, PDF – Alejandro Jodorowsky

Con cuentos también se aprende, en las cosas simples encontramos grandes tesoros, la mente y el corazón sabrán encontrar lo bueno.

Un símbolo no concede un mensaje preciso, actúa como un espejo que refleja el nivel de Consciencia del buscador.

En el cristianismo no hay una sola cruz, sino infinitas: para unos es un objeto de tortura, para otros el cruce del espacio y el tiempo, el árbol de la vida, el signo más, etc.

Los textos sagrados pueden originar múltiples comentarios; esto lo saben muy bien los cabalistas, que extraen de la Biblia caprichosas revelaciones. Varias generaciones de psicoanalistas han encontrado
enseñanzas en los sueños y en los cuentos de hadas. Entonces, me dije que no hay, en sí, textos sagrados: lo sagrado lo otorga el lector.

La verdad no está en un libro sino en el espíritu de quien, usando como apoyo el símbolo, descubre en las profundidades de su ser ese misterio esencial que es su genuino Maestro. Si es así, ¿por qué no ir a buscar la sabiduría en el arte literario más humilde de .todos?: el chiste. ¿Por qué no tratar estos cuentecillos como si fueran textos iniciáticos? Son anónimos, tienen por finalidad provocar la risa sanadora, hunden sus raíces en el inconsciente, transportan un sentido crítico y una filosofía natural…

A un buscador de la verdad le cuentan que existen flores que brillan tanto como el sol. Comienza infructuosamente a buscarlas. Se le convierten en una obsesión. Durante años recorre el planeta rastreando esas luminosas flores sin encontrar ninguna. Decepcionado, convencido de que no existen, se sienta al borde de un camino con la decisión de ayunar hasta morir de hambre. Al cabo de unos días ve pasar a un viejo campesino llevando en sus brazos un enorme ramo de flores que brillan tanto como el sol. Asombrado, le pregunta: Dígame, buen hombre, ¿cómo puede usted encontrar tantas de estas flores cuando yo, a pesar de haber recorrido el mundo entero, nunca las vi? Muy fácil responde el viejo: por la mañana, apenas me despierto, miro fijamente el sol. Luego,veo estas flores por todas partes.

Este primer intento de buscar la sabiduría de los chistes tuvo una buena acogida, lo que me dio ánimos para continuar. Me dediqué a explorar en los libros de humor que encontraba en los aeropuertos, en revistas infantiles, en las apariciones de humoristas en televisión, en cualquier reunión con amigos o de negocios. Me bastaba preguntar a mi interlocutor «¿Sabes algún chiste?» para verlo, entre risas, contar humildes y geniales cuentecillos en los que, más de una vez, asomaba el brillante astro de lo sagrado.
“No puedo cambiar el mundo pero sí puedo empezar a cambiarlo”,

Alejandro Jodorowsky.

El camino de la felicidad, PDF – jorge Bucay

El tema de la felicidad es muy extenso, son demasiados los autores que han escrito sobre el tema, que hayan sido correctas sus apreciaciones no lo sabemos, por que se manejan diferentes conceptos sobre este sentimiento, pero bueno, lo importante es seguir adelante en busca de motivos que nos hagan sonreír.

En cada uno de sus libros «Jorge Bucay» ofrece mapas de territorio para que cada uno recorra el suyo propio, a su ritmo y eligiendo el trayecto. ser feliz no es un derecho solamente, también es una obligación contraída con la vida.

En este libro, «El camino de la felicidad» el autor invita a plantearse una manera propia de vivir y a centrarse en lo que hace falta para encontrar esta felicidad que tanto se desea.

Habla de la ilusión, el deseo, la acción y el desafío de intentar ser quienes somos de verdad. La felicidad está en manos de cada uno. Depende de una búsqueda personal e intransferible, una postura incondicional hacia la propia vida.

Ser feliz no quiere decir necesariamente estar disfrutando, sino vivir la serenidad que me da saber que estoy en el camino correcto hacia algo placentero, disfrutable, hacia algo que le dará sentido a mi vida.

El manantial no tiene que preguntar por el camino, PDF – Bert Hellinger

Osho, El camino de Osho

Los textos reunidos en este libro datan en su mayoría de los años 1992 a 2000. Tienen un contexto en común ya que los presenté durante cursos sobre constelaciones familiares como introducción o como explicaciones intercaladas o como síntesis de lo que había transcurrido.

También son respuestas a preguntas surgidas durante esos seminarios o en entrevistas o en una conferencia. Dado que los cursos y las conferencias fueron registradas, se ha mantenido el tenor de las mismas y aquí sólo fueron ligeramente revisadas.

Aquí se trata de exposiciones realizadas en un contexto, por lo que siempre se refieren a una situación concreta. El contexto les da color y vida. Por
ese motivo tampoco tratan el tema en su totalidad sino solamente en la medida en que la situación o la pregunta lo justifican.

Algunas declaraciones se asemejan pero, sin embargo, son diferentes ya que fueron enunciadas en una situación diferente. Solamente en el capítulo «Cuentos e historias» he procedido a ordenar el tema de forma sinóptica.

Esta obra es un libro de consulta ya que he repasado una vez más todos los
cursos documentados para elegir aquellos párrafos que no han sido tenidos en cuenta en otras publicaciones. Complementan a aquéllos de múltiples formas. Sin embargo, cada texto tiene peso propio. Es posible comprenderlo sin necesidad de tener que referirse a otros pasajes.

Bert Hellinger.

La estrategia de Chinaski, Mujeres, PDF – Charles Bukowski

Ahora me he convertido en un cazador de tesoros, invierto tiempo, desgastó un poco mis ojos, duermo en la madrugada, pero, vale la pena, porque existen muchos tesoros literarios, grandes genios de la inspiración dejaron para fortuna nuestra palabras escritas de precioso significado.

En este libro se puede ver cómo Chinaski/Bukowski usaba a las mujeres y cómo las mujeres lo usaban él, formando un círculo vicioso del que tal vez lo único que bueno que salió en ocasiones fueron poesías.

Él mantuvo a algunas de esas mujeres y en contraparte, no podría decir que ellas lo mantenían a él (fuera de algún viaje ocasional) puesto que tenía un ingreso regular por sus libros, más bien diría que lo acompañaban en sus vicios.

No sé muy bien cuándo vi por primera vez a Lydia Vanee. Fue hace cerca de seis años y yo acababa de dejar un trabajo de doce años como empleado de correos para hacerme escritor.

Estaba aterrorizado y bebía más que nunca. Estaba intentando
empezar mi primera novela. Me bebía una botella de whisky y
una docena de cervezas cada noche mientras escribía.

Fumaba puros baratos y le pegaba a la máquina de escribir y escuchaba música clásica en la radio hasta que amanecía. Me había fijado un mínimo de diez páginas por noche, pero hasta el día siguiente,
nunca podía saber cuántas páginas había escrito.

Me levantaba por la mañana, vomitaba y entonces me iba hasta la sala y miraba en el sofá para ver cuántas hojas había. Siempre excedían de las diez. Unas veces había 17, otras 18, 23, 25 páginas. Por supuesto, el trabajo de cada noche tenía que ser corregido o tirado a la basura. Me llevó veintiuna noches escribir mi primera novela.

Colección bellos Poemas, PDF – Gloria Fuertes

Los tiempos han cambiado y los corazones endurecido, rápidamente nos hemos adaptado a la modernidad tecnológica, ahora la inspiración se busca en Google, y no tanto en lo hermoso de la naturaleza, en la hermosura real de una mujer, en una mirada inocente. en el canto de las aves o en el murmullo del viento. ¿Resultado? ¡negativo! malo, muy malo.

Poeta española, Poesía infantil, Adivinanzas

A veces quiero preguntarte cosas…

A veces quiero preguntarte cosas,
y me intimidas tú con la mirada, y retorno al silencio contagiada del tímido perfume de tus rosas. A veces quise no soñar contigo, y cuanto más quería más soñaba,
por tus versos que yo saboreaba, tú el rico de poemas, yo el mendigo. Pero yo no adivino lo que invento, y nunca inventaré lo que adivino
del nombre esclavo de mi pensamiento. Adivino que no soy tu contento, que a veces me recuerdas, imagino, y al írtelo a decir mi voz no siento.

Gloria Fuertes fue una popular poeta española, escritora de narrativa, poesía, teatro y prolífica autora de literatura infantil y juvenil. El conjunto de la obra de Gloria Fuertes se caracteriza por la ironía con la que trata temas tan universales como el amor, la soledad, el dolor o la muerte.

Despuntan las metáforas, los juegos lingüísticos y el carácter fresco y sencillo que dotan a sus poemas de una gran musicalidad y cadencia cercana al lenguaje oral. Su acento lírico es uno de los más personales, auténticos y distintivos entre los poetas contemporáneos.

¡Mejor no decir nada mas y dejar un enlace por aquí!