Crecimiento y desarrollo personal

Decídete a triunfar

Etiqueta: Budismo Página 1 de 2

La alegría de la vida, PDF, Yongey Mingyur Rinpoche

La alegría de la vida, explicaciones sobre el lugar de la mente

En el fondo, el budismo es muy práctico. Se trata de hacer cosas que fomentan la serenidad, la felicidad y la confianza, y de evitar cosas que causan ansiedad, desesperanza y miedo. La esencia de la práctica budista no es tanto un esfuerzo por cambiar nuestra manera de pensar y nuestro comportamiento para volvernos mejores seres humanos, sino en darnos cuenta de que no importa lo que podamos pensar sobre las circunstancias que definen nuestra vida, ya somos buenos, completos y perfectos.

Se trata de reconocer el potencial inmanente de nuestra mente. En otras palabras, al budismo no le interesa tanto el que nos mejoremos sino el que reconozcamos que aquí y ahora, somos tan perfectos y tan buenos y estamos tan esencialmente bien como alguna vez podremos esperar estar.

La mentes más difícil de describir. No es una cosa que podamos señalar con la misma facilidad con que podemos identificar el cuerpo o el lenguaje. Por muy profundamente que investiguemos este aspecto del ser, es imposible localizar realmente cualquier objeto definido al cual podamos dar el nombre de mente.

Hay abundancia de libros y artículos escritos en un empeño por describir este aspecto esquivo del ser; sin embargo, a pesar de todo el tiempo y esfuerzo invertidos en tratar de identificar qué es la mente y dónde se encuentra, ningún budista ni científico occidental ha podido decir de una vez por todas, Ajá, ¡he encontrado la mente! Está localizada en esta parte del cuerpo, se parece a esto, y funciona así.

En el mejor de los casos, después de siglos de investigación, se ha podido determinar que la mente no tiene ni sitio, ni forma, ni aspecto, ni color específicos, ni ninguna otra cualidad tangible que sea posible atribuirles a otros aspectos como la ubicación del corazón o los pulmones, los principios básicos de la circulación y las áreas que controlan funciones esenciales como la regulación del metabolismo.

La genuina enseñanza del buda, PDF, Ramiro Calle

Las enseñanzas verdaderas de buda

Las enseñanzas del Buda han sido conocidas con el término Budismo. Comenzaron en las provincias del Norte de la India y tiempo después prevalecieron en toda Asia. Se ha mezclado con las tradicionales creencias y religiones de muchos países, realizándolas con la pureza de su filosofía.

De tal manera en la época actual hay más de quinientos millones de budistas, que se encuentran en India, China, Japón, Tíbet, Corea, Indochina, Malasia, Birmania, Tailandia, Cambodia y Ceilán, con creciente interés en los países no asiáticos.

Abriendo su Primer Sermón, el Buda pidió a sus discípulos evitar los extremos que son la indulgencia sensual y la auto mortificación. La indulgencia sensual es innoble, tosca, vulgar, ordinaria, no provechosa, dijo porque la primera retarda el progreso espiritual y la segunda debilita el intelecto.

El mismo Buda puso en práctica ambas de esas actitudes antes de su iluminación: la primera, cuando era un príncipe en el palacio de sus padres antes de renunciar al mundo; la segunda, como un asceta en el bosque de Urevera antes de su Iluminación. Por tanto, comprobó su futilidad y constató que solamente la autoconquista con moderación conduce al último objetivo: el Nibbana.

El monje y el filósofo, PDF, Jean Francois Revel

Según una concepción antigua y convencional, Occidente se imaginaba el budismo como una sabiduría de la pasividad, de la inacción, del nirvana definido como una indolencia replegada sobre el Yo, indiferente a la gestión de la ciudad y de la sociedad.

Ahora vemos que nada de eso es cierto. Al igual que la mayoría de las filosofías occidentales, el budismo también tiene una dimensión humana, social y política.

Es cierto que el budismo incluye el estudio de las ciencias
tradicionales, tales como la medicina, las lenguas, la gramática, la
poesía, los cálculos astronómicos (en particular los eclipses) y astrológicos, la artesanía y las artes.

La medicina tibetana, basada en las plantas y los minerales, exige años de estudio, y los cirujanos tibetanos eran, según se dice, capaces de operar las cataratas con ayuda de un escalpelo de oro, aunque esta operación haya caído hoy en el olvido.

Sin embargo, la ciencia mayor consiste en el conocimiento de uno mismo y de la realidad, ya que la cuestión esencial es: ¿Cuál es la naturaleza del mundo fenoménico y del pensamiento?, y en un plano práctico: «¿Cuáles son las claves de la felicidad y del sufrimiento? ¿De dónde proviene el sufrimiento? ¿Qué es la ignorancia? ¿Qué es la realización espiritual? ¿Qué es la perfección?». Es este tipo de descubrimientos lo que se puede llamar conocimiento.

¿Y la motivación inicial es escapar al sufrimiento? El sufrimiento es el resultado de la ignorancia. Lo que hay que disipar, pues, es la ignorancia. Y esta es, en esencia, el apego al Yo y a la solidez de los fenómenos. Aliviar los sufrimientos inmediatos del prójimo es un deber, pero no basta: es preciso poner remedio a las causas mismas del sufrimiento.

Con el corazón abierto, PDF, Dalai Lama

Si observamos la naturaleza humana, comprobamos que es más bondadosa que agresiva. Por ejemplo, si examinamos los animales, reparamos en que los animales de naturaleza más pacífica tienen una estructura corporal que armoniza con esa naturaleza, mientras que los animales predadores poseen una constitución conforme a su forma de ser.

Cuando uno es joven, fuerte y goza de salud, a veces puede tener la sensación de ser totalmente independiente y no necesitar a nadie, pero se trata de una ilusión. ¿No es cierto que, aun estando en la flor de la vida, simplemente por el hecho de ser humanos, necesitamos amigos?.

podemos afirmar que las demás personas son en realidad la fuente principal de todas nuestras experiencias de dicha, felicidad y prosperidad, y no estoy hablando solo en términos del trato cotidiano con la gente.

Vemos que todas las experiencias deseables que anhelamos o a las que aspiramos dependen de la cooperación y la interacción con los demás. Asimismo, en el estado de iluminación completa, las actividades compasivas de un buda solo pueden surgir espontáneamente en relación con otros seres, pues son ellos los receptores y beneficiarios de esas actividades iluminadas.

La mente despierta, PDF, Dalái Lama

Hablar, escribir, escuchar, ¿ser oidor o buen lector? ¿tener la mente abierta o el corazón dispuesto? a nadie en la vida se puede obligar, si quieres conocimiento, lo tendrás, quieres vivir en esta vida como alguien que no sabe de dónde viene ni a donde va, también se respetara tu decisión, la vida es corta y las posibilidades se agotan con ella…

La mente despierta para la meditación

Tal vez la diferencia principal entre el budismo y las demás tradiciones religiosas del mundo radique en la presentación de su identidad central.

La existencia del alma o sí-mismo, que se afirma de diferentes maneras en el hinduismo, el judaismo, el cristianismo y el islam, no solo se niega firmemente en el budismo, sino que se identifica como la fuente de toda nuestra desdicha.

La senda budista es, fundamentalmente, un proceso de aprender a reconocer la inexistencia esencial del sí-mismo, al tiempo que se intenta ayudar a otros a reconocerlo de este modo.

El mero reconocimiento de la inexistencia de un sí-mismo central nos libera de nuestras dificultades. Debemos cultivar una mente profunda ahondando nuestra comprensión y fortaleciéndola a través de la contemplación y el estudio lógico.

Para que esta mente profunda se convierta en la mente omnisciente de un Buda capaz de dirigir eficazmente a otros en su camino a la iluminación, debe estar motivada por algo más que el deseo de alcanzar uno mismo la paz.

El camino del zen, PDF, Alan Watts

Camino al conocimiento del budismo zen

El Budismo zen es un camino y concepción de la vida que no pertenece a ninguna de las categorías formales del pensamiento occidental moderno.

No es una religión ni una filosofía; no es una psicología o cierto tipo de ciencia. Es un ejemplo de lo que en la India en la China se conoce como un «camino de liberación»,y en este sentido es similar al Taoísmo, al Vedanta y al Yoga.

Como se verá en seguida, no es posible definir positivamente un camino de liberación. Hay que sugerirlo diciendo lo que no es,más o menos como el escultor revela la figura quitando partes de la piedra.

Históricamente puede considerarse que el Zen es la coronación de largas tradiciones de cultura india y china, aunque en realidad es mucho más chino que indio, y, desde el siglo XII, ha arraigado con mucha profundidad y espíritu creador en la cultura del Japón.

Como fruto de estas grandes culturas, y como ejemplo único y peculiarmente instructivo de camino de liberación, el Zen es una de las más preciosas aportaciones de Asia al mundo.

La práctica de meditación de Lam Rim, PDF – Ven Gueshe

Meditación avanzada, Mejor tecnica de meditacion

No hay meditación superior a esta meditación del Lam Rim, no hay tema más
supremo para explicar a otros. No hay ninguna práctica mejor que la práctica
enseñada en el Lam Rim, en el Camino Gradual. La práctica del Tantra es muy
profunda poderosa, pero sin la práctica del Camino Gradual no tendrá ningún
resultado precioso, aunque practicáramos el Dharma.

Los principiantes no pueden darse cuenta de lo preciosa que es esta enseñanza; no es solamente una práctica para unas semanas de meditación o para algunos años, es una práctica para toda la vida, contiene todas las prácticas significativas para alcanzar las realizaciones del practicante de Tantra. Uno debería de seguir con esta práctica continuamente.

Con esta meditación de la respiración, es fácil calmar la mente. Esto es similar a cuando tenemos ropa sucia que la lavamos con agua clara y la limpiamos, una vez limpia la ropa, podemos teñirla de cualquier color, pero si no la lavamos antes, no es posible. De la misma manera, si somos capaces de tranquilizar la mente, luego podemos hacer con ella lo que queramos.

Los vagabundos del dharma, PDF – Jack Kerouac

Vagabundos del dharma, Filosofía de dharma

Los Vagabundos del Dharma es una de las obras capitales de Jack Kerouac, el escritor paradigmático de la generación beat. Situada en California, expone el descubrimiento del budismo y su primera ley, «la vida es sufrimiento», durante la época en que su autor se sentía un fracasado porque no encontraba editor para sus libros.

Pero además de un modo filosófico de encarar el fracaso y de la búsqueda del auténtico significado «el Dharma», por parte de unos jóvenes desharrapados y febriles, expresa la comunión con la naturaleza en la cima de altas montañas, la fraternidad y la poesía.

Todo entre vino, marihuana y orgías, donde Kerouac aparece como Ray Smith, aunque el auténtico protagonista sea el poeta y budista Gary Snyder, que figura bajo el nombre de Japhy Ryder. Junto a ellos pueden también identificarse fácilmente Allen Ginsberg y Laurence Ferlinghetti, entre otros participantes en el llamado «renacimiento de San Francisco», narrado con suma brillantez en el libro.

Abra Su Mente, PDF – Tarthang Tulku

Despertar el entendimiento, Autoconocimiento

Muchos libros hablan de budismo, pero pocos comunican su significado. Para poder despertar el entendimiento en los demás, uno tiene, primero, que saber, y después, vivir lo que sabe. El conocimiento, vivido en esta forma, se puede transmitir sin esfuerzo, como parte de un proceso creativo sin fin

Éste es un libro a través del cual el budismo le habla al lector. Desde el primer capítulo se pone énfasis en la importancia de aprender; no en el sentido de acumular datos sino más bien como un esfuerzo por entender.

Nuestro estado natural de ser es un estado de consciencia: una consciencia que no es de nada, sino que es un estado de experiencia pura que lo abarca todo. En este estado de consciencia, nuestra mente es equilibrada, ligera, libre y
flexible.

Sin embargo, no somos capaces de mantenernos en este estado, porque somos propensos a querer saber quién está experimentando qué. Como resultado de esto, la consciencia da paso a nuestra conciencia corriente, la cual divide nuestras percepciones en sujeto y objeto, creando como sujeto una autoimagen, el ‘yo’.

Bajo la influencia de la autoimagen perpetuamos esta orientación hacia el sujeto-objeto. Apenas identificamos, comenzamos a comparar; y a esto siguen la codicia y el egoísmo. A continuación, la mente hace discriminaciones y juzga, lo cual causa conflictos. La autoimagen estimula estos conflictos, los cuales, a la vez, alimentan la autoimagen.

Meditacion y estados superiores de consciencia

Estados de conciencia, Meditación

Quizá el estudio más amplio y detallado de los estados superiores de consciencia sea la Enciclopedia Abhidhamma, atribuida a la interpretación que los discípulos de Gotama Buddha hicieron de sus discursos durante más de cuarenta años.

Cada determinado periodo de tiempo aparece un Buda sobre la tierra que, con su presencia e instrucción, insufla nueva energía y vigencia a la Enseñanza. Siddharta Gautama, el Buda, fue uno de los más hábiles investigadores del sufrimiento y de la mente humana que jamás hayan existido.

Por su propia experimentación personal, descubrió las corrupciones de la mente (ignorancia, sensualidad y anhelo de existir) y las superó. Trabajó incansablemente sobre sí mismo y penetró intuitivamente las tres características de la existencia: impermanencia, insatisfactoriedad e impersonalidad.

Meditó sin tregua y pudo así realizar existencialmente las cuatro nobles verdades: la del sufrimiento, la del origen del sufrimiento y la de que hay un camino para obtener la aniquilación del sufrimiento…

Página 1 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén