Crecimiento y desarrollo personal

Categoría: Educación Página 1 de 12

[PDF] El hogar cristiano, educación de los hijos

El hogar es el centro de toda actividad. La sociedad se compone de familias, y será lo que la hagan las cabezas de familia. Del corazón mana la vida; y el hogar es el corazón de la sociedad, de la iglesia y de la nación.

La elevación o la decadencia futura de la sociedad será determinada por los modales y la moralidad de la juventud que se va criando en derredor nuestro. Según se hayan educado los jóvenes y en la medida en que su carácter fue amoldado en la infancia por hábitos virtuosos, de dominio propio y temperancia, será su influencia sobre la sociedad.

Si se los deja sin instrucción ni control, y como resultado llegan a ser tercos, intemperantes en sus apetitos y pasiones, así será su influencia futura en lo que se refiere a amoldar la sociedad.

Las compañías que frecuenten los jóvenes ahora, los hábitos que adquieran y los principios que adopten indican cuál será el estado de la sociedad durante los años venideros.

El hogar debe ser hecho todo lo que la palabra implica. Debe ser un pequeño cielo en la tierra, un lugar donde los afectos son cultivados en vez de ser estudiosamente reprimidos. Nuestra felicidad depende de que se cultive así el amor, la simpatía y la verdadera cortesía mutua.

El símbolo más dulce del cielo es un hogar presidido por el espíritu del Señor. Si se cumple la voluntad de Dios, los esposos se respetarán mutuamente y cultivarán el amor y la confianza.

Es importante enseñar a los hijos la ley de DIOS

Todo hogar cristiano debe tener reglas; y los padres deben, por sus palabras y su conducta el uno hacia el otro, dar a los hijos un ejemplo vivo y precioso de lo que desean verlos llegar a ser. Debe manifestarse pureza en la conversación y debe practicarse constantemente la verdadera cortesía cristiana.

Enseñemos a los niños y jóvenes a respetarse a sí mismos, a ser fieles a Dios y a los buenos principios; enseñémosles a respetar y obedecer la ley de Dios. Estos principios regirán entonces su vida y los pondrán en práctica en sus relaciones con los demás. Crearán una atmósfera pura, que ejerza una influencia tendiente a alentar a las almas débiles en la senda hacia arriba que conduce a la santidad y al cielo

13 lecciones bíblicas para jóvenes

«Porque los amamos», un libro muy acertado, a la hora de guiar a nuestros jóvenes, por el camino cristiano.

Salir con alguien en una cita puede ser una experiencia emocionante y gratificante. Da la oportunidad de conocer las intenciones de la otra persona. Puede permitir que la amistad se desarrolle y madure. Puede dar la oportunidad de encontrar a alguien que se preocupe y cuide de ti.

Pasar el tiempo con la persona correcta por la razón correcta puede ser una bendición maravillosa y satisfactoria. Tu mundo puede cobrar vida con un nuevo significado al compartirlo con alguien que te respeta a ti y a los valores morales Divinos.

Al igual que en cualquier actividad en la vida, el objetivo más importante de salir con alguien debe ser el agradar y el honrar a Dios. Tu placer y diversión personal debería pasar a segundo término y darle prioridad a honrar y agradar a Dios.

La persona que sea capaz de enfocar sus citas desde esta perspectiva, pondrá reglas adecuadas, comunicándolas claramente a los prospectos y se conducirá de acuerdo con esas normas.

En la cultura superficial del mundo, los jóvenes y niños son presionados a una edad muy tierna a tener novio/a. Los programas de la televisión, las revistas y la presión de los amigos promueven este tipo de relación.

Pronto comienzan los toques, las caricias y otras acciones que arruinan el dominio propio de los niños y jóvenes y les llevan hacia el pecado. Los niños y jóvenes que no tienen «novios» a veces son vistos como «nerds» o fuera de moda.

Como cristianos tenemos un estándar moral que proviene de Dios y que se encuentra en el Nuevo Testamento, en base a ello debemos establecer las normas familiares y personales para las citas.

PDF, Mas allá del sexo

Hoy por la radio, televisión, Internet y otras vías recibimos constantemente mensajes acerca del sexo, como si las relaciones sexuales por sí solas fueran la clave de la felicidad humana.

Al niño se le pregunta: ¿Cuántas novias tienes? También aprendemos a usar condones para protegernos de las infecciones de transmisión sexual. Pero… ¡son tan pocos los que nos hablan de cómo encontrar a la persona que más nos conviene y juntos cultivar un amor perdurable!, ¡cómo ser felices y hacer felices a los demás!

La única fórmula para construir una vida de pareja no es el matrimonio. Hoy lo que primero que se busca es vivir el momento. ¡Hasta eso se debe vivir a plenitud! Surgen nuevos modelos de relaciones de pareja, que presentan variaciones según el país, las costumbres locales, la modernidad.

Muchos buscan no estar solos en la vida, pero tampoco desean excesiva rigidez en la relación. Hay todo tipo de matices, llegando a existir relaciones múltiples o a la eliminación de cualquier tipo de compromiso. Sin embargo, es interesante ver que muchas personas que niegan la relación estable, cuando encuentran a alguien especial desean continuar el vínculo.

Muchos consideran que detrás de esa maravillosa perfección que encontramos en una galaxia o en una partícula atómica, pasando por los cuerpos celestes y los seres vivos desde el ser humano hasta una bacteria, pudiera estar lo que algunos llaman “el amor universal”, una energía inteligente superior, sea Dios, o como usted le quiera llamar.

La religion y el sexo

Hay muchas religiones en el mundo, y todas tienen un punto común. No es objeto de este libro emitir juicios acerca de estas formas de pensar y por supuesto, respeto la suya. Lo importante es encontrar armonía en la vida. A través de recientes teorías de la física cuántica se ha podido encontrar respuestas a algunas interrogantes, aunque aún muchos asuntos esperan por una explicación científica.

PDF, Como caminar con el poder sobrenatural de DIOS

Esta es una verdad inmutable. La mente humana no siempre conoce todo lo que hay en el hombre; esto sólo puede ser conocido por el espíritu del hombre. Asimismo la única fuente que puede revelar a Dios es el Espíritu de Dios, administrador de la gracia de Jesús en la tierra.

Es sorprendente ver cristianos usando la filosofía, psicología y psiquiatría para encontrar soluciones a sus problemas. Muchas de esas fuentes tienen la real intención de ayudar a la gente, pero carecen del poder para cambiar al ser humano y transformarlo. Por lo tanto, no tiene valor alguno usar términos bíblicos aplicando métodos mundanos.

No hay medios científicos, psiquiátricos, psicológicos, naturales o filosóficos que descubran esas verdades. Si no aceptamos el concepto de revelación divina, nunca vamos a entender completamente estas verdades y permaneceremos viviendo en confusión y mentira. Los científicos y estudiosos sólo usan los procesos mentales y la recolección sistemática de información que ingresa por los sentidos naturales.

Dentro de un ambiente tan limitado, no tienen más remedio que negar a Dios, porque el conocimiento que manejan no lo admite; es más, ni siquiera saben de dónde procede el conocimiento. Creen que la materia se creó sola. El conocimiento sensorial es su única fuente de sabiduría; pero esa fuente no puede explicar el origen de la creación, ni el principio de la materia, ni ofrece respuestas válidas a los grandes «por qué» de la humanidad.

Los científicos han desarrollado diversas teorías sobre el origen de la vida y la naturaleza de Dios. Ellos han escrito enormes y cuantiosos volúmenes al respecto, pero todos giran alrededor de la misma fuente llena de restricciones, que es abastecida por los sentidos, el razonamiento y las limitaciones de un ser que no reconoce a su Creador.

La educación formal ha contribuido a destruir la fe de millones de jóvenes que fueron reclutados y entrenados para reconocer y aceptar sólo aquello que pueden ver, oír, sentir, descifrar y explicar con sus sentidos físicos e intelecto.

Textos guía para obtener riqueza, PDF

Para creer en algo antes de que sea toda una realidad, es necesario tener una fe decidida para superar lo imposible. La fe es necesaria para alcanzar cualquier logro, pero la fe aplicada es el siguiente paso trascendental necesario. Cuando pones en práctica lo que crees, estás dando un paso hacia tu futuro. Una persona con un propósito y un plan es invencible, si esta fórmula está bien apalancada.

En la mente tenemos la opción de ver la película de nuestra vida y la adelantamos hasta el final. Todas nuestras experiencias y conexiones siguen en nuestro interior y son tan reales que a veces se confunden y la verdadera secuencia del tiempo se vuelve borrosa.

Es posible vernos en sueños siendo niños, con nuestros propios hijos como compañeros de juego. O recordamos algo del pasado lejano e introducimos en la escena personas de un pasado reciente. Sin embargo, todas estas posibilidades no son señal de demencia, sino que la mente intenta darles sentido a todas nuestras experiencias.

A veces algunos científicos dicen que todo el tiempo existe en el ahora. Es decir, que no hay una diferencia real entre el pasado, el presente y el futuro. El tiempo simplemente es y así se explica cómo surgen los momentos y se mezclan como una escena y no como una secuencia de escenas en nuestros sueños.

El tiempo es la esencia de nuestro ser, y cuando no lo tenemos, dejamos de existir en este reino. Así que, si la vida es un tablero de damas, nuestro oponente, afirma el Dr. Hill, es el tiempo. Juega para tu mayor provecho reconociendo que el tiempo no espera a nadie. Según esto, entonces comprenderás que usarlo de la mejor manera resulta de gran importancia para tus logros. Entonces, sé sabio y úsalo para tu mejor provecho.

Tomado del libro un año para cambiar el chip, Napoleón Hill.

Cuando lo que Dios hace no tiene sentido, PDF

Lamentablemente, muchos jóvenes creyentes, y también algunos más viejos, no saben que habrá momentos en la vida de cada persona, cuando las circunstancias no tienen sentido, cuando nos parece que lo que Dios ha hecho no tiene sentido.

Este es un aspecto de la fe cristiana del cual no se habla mucho. Tenemos tendencia a enseñarles a los nuevos cristianos las porciones de nuestra teología que son atractivas a la mente secular.

la Biblia nos dice que nosotros carecemos de la capacidad para comprender la mente infinita de Dios o la manera en que él interviene en nuestras vidas. Qué arrogantes somos cuando pensamos lo contrario. Tratar de analizar su omnipotencia es como si una ameba tratara de comprender el comportamiento del ser humano.

Romanos 11:33, indica que los juicios de Dios son «insondables», y sus caminos «inescrutabies». Una manera de hablar parecida a ésta, la encontramos en 1 Corintios 2:16 (LBLA), donde dice: «Porque ¿Quién ha conocido la mente del Señor, para que le instruya?» Por supuesto, a no ser que Dios escoja explicarnos su comportamiento, lo cual no suele hacer, sus motivos y propósitos están fuera del alcance de nosotros los seres mortales.

Lo que esto quiere decir, en términos prácticos, es que muchas de nuestras preguntas, especialmente las que empiezan con las palabras porqué, tendrán que quedarse sin respuesta por ahora.

El apóstol Pablo se refirió al problema de las preguntas sin contestar, cuando escribió: «Ahora vemos por Dr. James Dobson espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido» (1Corintios 13:12).Pablo estaba explicando que no tendremos el cuadro completo hasta que estemos en la eternidad. De ahí se deduce que debemos aprender a aceptar nuestra comprensión parcial.

¿A quien pertenece el dinero?, PDF, John MacArthur

Tener un criterio adecuado del dinero y las posesiones y manejarlas bíblicamente constituyen serios retos a los que se enfrentan todos los cristianos. Por providencia divina, las personas se encuentran en disimiles situaciones financieras, pero todos tenemos que lidiar con las mismas preguntas: ¿Qué hacemos con nuestros recursos? ¿debemos gastar nuestro dinero? ¿debemos ahorrar o invertir? Esas preguntas ponen a prueba constantemente la autenticidad e integridad de nuestro andar espiritual.

El modo en que un creyente maneja la administración de sus finanzas y posesiones habla mucho de su condición espiritual. Para recalcar cuan importante resulta para Dios el tema del dinero y las posesiones, dieciséis de las treinta y ocho parábolas de Cristo hablan de cómo las personas deben manejar los tesoros terrenales. De hecho, nuestro Señor enseño mas sobre el tema de la administración, que sobre el cielo y el infierno juntos.

La Biblia completa tiene mas de dos mil referencias a las riquezas y las propiedades, el doble de las referencias totales a la fe y la oración. Lo que hagamos con las cosas que Dios nos ha dado es muy importante para El.

La naturaleza del dinero

El dinero en si no es bueno ni malo. es moralmente neutral. Sin embargo. el dinero es una medida exacta da la moralidad dc una persona. Cuando nos referimos al dinero nos referimos a nuestro medio de intercambio económico. algo tan vital que define como vivimos día a día.

En una sociedad basada en el efectivo podría haber resultado difícil rastrear el uso qué una persona hace del dinero, pero hoy día una ojeada a su libro de contabilidad o a su estado de cuenta de su tarjeta de crédito fácilmente revelara el paradero de su dinero. Y donde gasta su dinero determina donde esta su corazón y cuales son las prioridades de su vida.

Alguien que vea el patrón de sus gastos puede discernir con bastante certeza la dirección moral de su vida. En contra del hecho de que el dinero es amoral. la sabiduría convencional ha creído durante siglos que necesaria-mente el dinero corrompe. Pero tal valoración se opone a Ia experiencia normal y la buena lógica.

El libro del perdón, PDF, Desmond Tutu

Introducción.

¿Te han hecho daño y sufres? ¿Se trata de un agravio nuevo o de una vieja herida que no ha sanado aún? Debes estar cierto de que lo que te hicieron fue malo, injusto e inmerecido. Así que tienes razón de estar indignado. Y es de lo más normal que quieras herir cuando has sido herido. Pero es raro que devolver el golpe te brinde una satisfacción.

Todos creemos que así será, pero nos equivocamos. Abofetearte después de que tú lo has hecho conmigo no hace que me deje de arder la cara, ni reduce la tristeza que me causa que me hayas golpeado. En el mejor de los casos, las represalias sólo dan a nuestro dolor un respiro momentáneo. Mientras seamos incapaces de perdonar, seguiremos atrapados en nuestro dolor, sin posibilidad de experimentar curación y libertad y sin posibilidad de estar en paz.

Sin perdón, seguiremos atados a quien nos hizo daño. Apresados por cadenas de amargura, amarrados, atrapados. Mientras no podamos perdonar a quien nos perjudicó, esa persona tendrá las llaves de nuestra felicidad: será nuestro carcelero.

Cuando perdonamos, recuperamos el control de nuestro destino y nuestros sentimientos. Somos nuestros liberadores. No perdonamos en beneficio del otro. No perdonamos por los demás.

Perdonamos por nosotros mismos. En otras palabras, el perdón es la mejor
expresión del interés propio. Esto es cierto desde el punto de vista espiritual
tanto como científico.

PDF, El resentimiento y la magia del perdón

Si tu vida es un mar de conflictos, eres presa de las emociones, te lamentas por lo que hubiera podido ser y te quejas por lo que es, además sientes un gran vacío, dolor y sufrimiento interno, entonces probablemente vives atormentada por el resentimiento, el odio, el rencor, ira hacia la vida, hacia Dios, hacia tus semejantes, o lo más grave, hacia ti mismo.

Seguramente has intentado perdonar. Parece que está de moda. Todo mundo te dice «perdona», pero nadie te dice cómo. Incluso es posible que hayas hecho el intento en más de una ocasión y, por momentos, incluso por días o semanas, te hayas sentido libre de odios y resentimientos pero cuando menos piensas te encuentras de nuevo trapeando el mar, incluso te sientes peor que antes porque piensas que la caída es porque Dios no te ama o porque no mereces ser feliz.

Todo esto sucede por desconocimiento de las leyes de la dinámica de la mente y la influencia que ejerce tanto el resentimiento y el perdón sobre los estados mentales, y la condición que la mente ejerce sobre la realidad exterior. De ahí que cuando alguien te ofrece las bondades del perdón, seguramente tu pregunta es: ¿Dónde lo compro? ¿Cuántas inyecciones me tengo que poner? ¿Cuántas píldoras de perdón tengo que tomar?

De igual manera, cuando te dicen que el resentimiento es veneno para el alma, que contamina tu vida desde lo más profundo de tu ser, seguramente deseas dejar el resentimiento de lado; pero la pregunta inmediata, de igual manera, es: «Eso está muy bien, pero ¿cómo logro hacer para dejar de resentir?».

Ayudas para cambiar tu vida en 21 días, Libro y audios

El espejo mágico, Poder de las afirmaciones

Debemos preguntarnos cómo la estamos pasando en esta vida; SOMOS FELICES, prósperos, bendecidos o todo lo contrario, la pregunta debe formularse con frecuencia.

La existencia es corta; algunos dicen que el ser humano cuenta con 108 oportunidades o existencias para alcanzar la realización del ser. Otros afirman que tan solo una oportunidad tenemos para salvar nuestra alma.

¡Dios tiene poder para transformar vidas! estamos de paso por este mundo, ¡somos peregrinos! nuestro hogar lejano esta, del plano físico al espiritual solo nos separa la materia, lo lejano se refiere mas bien, a que tan lejos esta nuestro corazón de DIOS.

Lo único cierto en esta vida es que aunque leamos mil y libros y no pongamos en practica SUS lecciones, jamás lograremos ver cambios en nuestra vida. Todo esta en la voluntad, si estas decidido a cambiar es seguro que los vas a lograr.

«Todo ser humano en un momento de su vida ha tenido la necesidad interna de hacer un cambio consciente, es decir intencionadamente, que les liberase de la carga de las emociones poco útiles para su bienestar».

«Todos nos podemos reconocer haciendo buenos propósitos, intentándolo una y otra vez, pero sin conseguirlo. Hemos escuchado muchas veces, incluso podemos habernos escuchado a nosotros mismos decir: ”YO SOY ASI Y NO PUEDO CAMBIAR” ¿Realmente podemos cambiar? La respuesta es Sí».

Encarnación Vidal.

Página 1 de 12

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén