Crecimiento y desarrollo personal

Decídete a triunfar

Categoría: Auto ayuda Página 1 de 18

[PDF] Oratoria y Liderazgo, David Angulo de Haro

Al hablar, expresamos, sin darnos cuenta, nuestras ideas y sentimientos; nuestras fortalezas y debilidades. Una persona que tiene un vocabulario de calidad y una voz clara, consistente, fluida, vibrante y agradable, expresa capacidad, poder y seguridad. Su voz es un estímulo constante para sí misma y para los demás. La gente respeta y admira a esta clase de personas.

La Neurolingüística nos dice que el lenguaje programa la mente en forma constante y profunda. «Somos lo que somos porque pensamos como pensamos y hablamos como hablamos» Además, todos necesitamos adquirir un trabajo o vender algo para obtener beneficios con los cuales «comprar cosas” para satisfacer nuestras necesidades; pero nadie puede conseguir un trabajo o vender algo, si no convence a través de su palabra.

La comunicación es la habilidad más importante en la vida, así lo afirma Stephen Covey, autor del bestseller “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” Por otra parte, Zig Ziglar, autor y orador famoso, muy conocido en el campo del liderazgo y de la motivación, cita investigaciones que demuestran que el 85% de nuestro éxito depende de nuestra habilidad para relacionarnos y comunicarnos con los demás.   

Lo dicho para aplicarlo a sí mismo y cambiar para luego tener el poder de transmitirlo a los demás. Cursos de oratoria No se puede construir sobre base débil. Condicionar la mente de los asistentes para que simulen el curso a alto nivel. La oratoria teórica no sirve. Palabras huecas sin contenido ni vibración…

descargar

Técnicas para ser un hombre Multiorgásmico, PDF

Dado que los antiguos maestros taoístas eran también médicos estaban interesados en la sexualidad
como parte de la salud general del cuerpo. En este sentido, practicaron el kung fu sexual porque descubrieron que la eyaculación agota la energía masculina. Probablemente ya habrás notado la
pérdida de energía y la sensación general de cansancio que siguen a la eyaculación, lo que hace que tu cuerpo sólo quiera dormir aunque desees seguir atendiendo a las necesidades sexuales y emocionales de tu pareja. Un hombre multiorgásmico lo expresaba así: «Una vez que eyaculo, la almohada me atrae más que mi novia».

A lo largo de más de tres mil años, los chinos han reconocido que los hombres pueden alcanzar múltiples orgasmos retrasando e incluso reteniendo la eyaculación. Esto es posible gracias a que el orgasmo y la eyaculación son dos procesos físicos diferentes, a pesar de haber sido equiparados en Occidente durante largo tiempo.

Los antiguos chinos, aunque menos precisos que los investigadores sexuales modernos, registraron sus descubrimientos en detalle para las futuras generaciones de buscadores sexuales y espirituales.

En Occidente, Alfred Kinsey, pionero de la investigación sexual, no informó de descubrimientos similares hasta 1940. Varias décadas más tarde y después de que sus hipótesis hayan sido probadas repetidamente en laboratorio; la mayoría de los hombres siguen desconociendo su potencial multiorgásmico.

Necesidad de técnica y conocimiento

Sin este conocimiento y sin una técnica clara; los hombres son incapaces de sentir la diferencia entre el crescendo del orgasmo y el estallido de la eyaculación. La sexualidad masculina occidental sigue estando erróneamente centrada en el objetivo de la eyaculación; en lugar de el proceso orgásmico de hacer el amor.

El hombre multiorgásmico enseña a los hombres a separar el orgasmo de la eyaculación en sus propios cuerpos; permitiéndoles transformar la liberación momentánea que supone la eyaculación en innumerables cumbres orgásmicas en todo el cuerpo. En palabras de un hombre multiorgásmico: En el tipo de eyaculación normal de cada día el placer se acaba enseguida.

PDF, El Tesoro de David, estudio de los salmos

Es de temer que los salmos a día de hoy no son tan valorados como lo fueron en la iglesia primitiva. Hubo épocas en las que los salmos, no tan sólo eran repetidos diariamente en todas las iglesias, sino que eran tan universalmente conocidos y cantados que incluso los iletrados los conocían, a pesar de no poder leer las letras que estaban escritas.

Otras costumbres y prácticas de tales épocas es mejor haberlas olvidado, pero ésta en particular, merece ser recordada con honor. Jerónimo, nos cuenta que en su época el labrador cantaba ¡Aleluyas! mientras araba; que el segador sudoroso se refrescaba con los Salmos; y que el vendimiador, podando vides con su gancho curvo, recitaba estrofas de David. Dice que en su tierra, los salmos eran las baladas de los cristianos. ¿Y acaso podían haber encontrado otras mejores? Eran las canciones de amor del pueblo de Dios ¿Y cuáles podían resultarles más puras y celestiales?

Estos cánticos sagrados expresan todos los sentimientos santos. Resultan apropiados tanto para la infancia como para la vejez; proporcionan máximas aplicables y consejos precisos para los albores y progresos de vida, tanto como consignas necesarias ante las puertas de la muerte. Ya sea en la batalla del día a día o en el reposo del Sabbath; en la sala de espera de un hospital o el salón de banquetes de una lujosa mansión; en la iglesia; en el oratorio; y sí, hasta en el mismísimo cielo, puede uno entrar sin avergonzarse, cantando salmos.

En esta época turbulenta, si los creyentes se familiarizaran más con el Libro de los Salmos, les sería de mucho provecho espiritual. Contiene una armadura completa para enfrentar las batallas de la vida y una provisionada despensa para suplir las necesidades de la vida. En él hallamos tanto deleite como provecho, tanto consuelo como instrucción. Para cada situación, hay un Salmo que adecuado y enriquecedor.

Los Salmos proporcionan gemidos penitentes al niño en la gracia62 y al santo perfeccionado63 cantos triunfales. Su amplio espectro de experiencia abarca desde las mismas fauces del infierno hasta las puertas del cielo. Aquellos quienes están familiarizados con los caminos del país de los Salmos, saben que es tierra en la que fluye leche y miel, y están encantados de viajar allí.

Max Lucado, Un amor que puedes compartir, PDF

El amor de Dios no depende de tu amor. La cantidad de tu amor no hace que el suyo aumente. Tu falta de amor no hace que disminuya. Tu bondad no eleva su amor, ni tu debilidad lo diluye. Dios nos dice lo mismo que Moisés le dijo a Israel:

No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido,pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos; sino por cuanto Jehová os amó. (Dt 7.7–8)

Dios te ama simplemente porque así lo ha decidido. Te ama cuando no te sientes digno de que te amen. Te ama cuando nadie más lo hace. Puede que otros te abandonen, se divorcien de ti y te ignoren, pero Dios te amará. Siempre. Pase lo que pase. Esto es lo que Él siente: «Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y a la no amada,amada» (Ro 9.25).

Nuestro trabajo es permanecer en nuestro sitio. Cuanto más cerca estemos a Jesús, mejor fluirá su amor en nosotros. Y ¡vaya amor! Paciente. Bondadoso. No envidioso. No es rudo. No es orgulloso.

Los predicadores son culpables de haber saltado el primer paso. Les dicen a Sus iglesias: «¡Amaos los unos a los otros!» «Sean pacientes, amables, perdonen», animan a la gente. Pero instruir a la gente a amar sin antes explicarles que son amados, es como expedir un cheque sin haber depositado dinero en la cuenta. Entonces no es de extrañar que haya tantas relaciones «sobregiradas». Los corazones no tienen suficiente amor.

El secreto de amar es vivir siendo amado. Este es el primer paso que olvidamos en nuestras relaciones. ¿Recuerdas la oración de Pablo? «Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones… cimentados en amor» (Ef. 3.17). Al igual que los árboles sacan sus nutrientes de la tierra, nosotros las obtenemos del Padre. Pero ¿Qué pasa si el árbol no tiene contacto con la tierra?

Cuando lo que Dios hace no tiene sentido, PDF

Lamentablemente, muchos jóvenes creyentes, y también algunos más viejos, no saben que habrá momentos en la vida de cada persona, cuando las circunstancias no tienen sentido, cuando nos parece que lo que Dios ha hecho no tiene sentido.

Este es un aspecto de la fe cristiana del cual no se habla mucho. Tenemos tendencia a enseñarles a los nuevos cristianos las porciones de nuestra teología que son atractivas a la mente secular.

la Biblia nos dice que nosotros carecemos de la capacidad para comprender la mente infinita de Dios o la manera en que él interviene en nuestras vidas. Qué arrogantes somos cuando pensamos lo contrario. Tratar de analizar su omnipotencia es como si una ameba tratara de comprender el comportamiento del ser humano.

Romanos 11:33, indica que los juicios de Dios son «insondables», y sus caminos «inescrutabies». Una manera de hablar parecida a ésta, la encontramos en 1 Corintios 2:16 (LBLA), donde dice: «Porque ¿Quién ha conocido la mente del Señor, para que le instruya?» Por supuesto, a no ser que Dios escoja explicarnos su comportamiento, lo cual no suele hacer, sus motivos y propósitos están fuera del alcance de nosotros los seres mortales.

Lo que esto quiere decir, en términos prácticos, es que muchas de nuestras preguntas, especialmente las que empiezan con las palabras porqué, tendrán que quedarse sin respuesta por ahora.

El apóstol Pablo se refirió al problema de las preguntas sin contestar, cuando escribió: «Ahora vemos por Dr. James Dobson espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido» (1Corintios 13:12).Pablo estaba explicando que no tendremos el cuadro completo hasta que estemos en la eternidad. De ahí se deduce que debemos aprender a aceptar nuestra comprensión parcial.

El libro del perdón, PDF, Desmond Tutu

Introducción.

¿Te han hecho daño y sufres? ¿Se trata de un agravio nuevo o de una vieja herida que no ha sanado aún? Debes estar cierto de que lo que te hicieron fue malo, injusto e inmerecido. Así que tienes razón de estar indignado. Y es de lo más normal que quieras herir cuando has sido herido. Pero es raro que devolver el golpe te brinde una satisfacción.

Todos creemos que así será, pero nos equivocamos. Abofetearte después de que tú lo has hecho conmigo no hace que me deje de arder la cara, ni reduce la tristeza que me causa que me hayas golpeado. En el mejor de los casos, las represalias sólo dan a nuestro dolor un respiro momentáneo. Mientras seamos incapaces de perdonar, seguiremos atrapados en nuestro dolor, sin posibilidad de experimentar curación y libertad y sin posibilidad de estar en paz.

Sin perdón, seguiremos atados a quien nos hizo daño. Apresados por cadenas de amargura, amarrados, atrapados. Mientras no podamos perdonar a quien nos perjudicó, esa persona tendrá las llaves de nuestra felicidad: será nuestro carcelero.

Cuando perdonamos, recuperamos el control de nuestro destino y nuestros sentimientos. Somos nuestros liberadores. No perdonamos en beneficio del otro. No perdonamos por los demás.

Perdonamos por nosotros mismos. En otras palabras, el perdón es la mejor
expresión del interés propio. Esto es cierto desde el punto de vista espiritual
tanto como científico.

PDF, El resentimiento y la magia del perdón

Si tu vida es un mar de conflictos, eres presa de las emociones, te lamentas por lo que hubiera podido ser y te quejas por lo que es, además sientes un gran vacío, dolor y sufrimiento interno, entonces probablemente vives atormentada por el resentimiento, el odio, el rencor, ira hacia la vida, hacia Dios, hacia tus semejantes, o lo más grave, hacia ti mismo.

Seguramente has intentado perdonar. Parece que está de moda. Todo mundo te dice «perdona», pero nadie te dice cómo. Incluso es posible que hayas hecho el intento en más de una ocasión y, por momentos, incluso por días o semanas, te hayas sentido libre de odios y resentimientos pero cuando menos piensas te encuentras de nuevo trapeando el mar, incluso te sientes peor que antes porque piensas que la caída es porque Dios no te ama o porque no mereces ser feliz.

Todo esto sucede por desconocimiento de las leyes de la dinámica de la mente y la influencia que ejerce tanto el resentimiento y el perdón sobre los estados mentales, y la condición que la mente ejerce sobre la realidad exterior. De ahí que cuando alguien te ofrece las bondades del perdón, seguramente tu pregunta es: ¿Dónde lo compro? ¿Cuántas inyecciones me tengo que poner? ¿Cuántas píldoras de perdón tengo que tomar?

De igual manera, cuando te dicen que el resentimiento es veneno para el alma, que contamina tu vida desde lo más profundo de tu ser, seguramente deseas dejar el resentimiento de lado; pero la pregunta inmediata, de igual manera, es: «Eso está muy bien, pero ¿cómo logro hacer para dejar de resentir?».

Ayudas para cambiar tu vida en 21 días, Libro y audios

El espejo mágico, Poder de las afirmaciones

Debemos preguntarnos cómo la estamos pasando en esta vida; SOMOS FELICES, prósperos, bendecidos o todo lo contrario, la pregunta debe formularse con frecuencia.

La existencia es corta; algunos dicen que el ser humano cuenta con 108 oportunidades o existencias para alcanzar la realización del ser. Otros afirman que tan solo una oportunidad tenemos para salvar nuestra alma.

¡Dios tiene poder para transformar vidas! estamos de paso por este mundo, ¡somos peregrinos! nuestro hogar lejano esta, del plano físico al espiritual solo nos separa la materia, lo lejano se refiere mas bien, a que tan lejos esta nuestro corazón de DIOS.

Lo único cierto en esta vida es que aunque leamos mil y libros y no pongamos en practica SUS lecciones, jamás lograremos ver cambios en nuestra vida. Todo esta en la voluntad, si estas decidido a cambiar es seguro que los vas a lograr.

«Todo ser humano en un momento de su vida ha tenido la necesidad interna de hacer un cambio consciente, es decir intencionadamente, que les liberase de la carga de las emociones poco útiles para su bienestar».

«Todos nos podemos reconocer haciendo buenos propósitos, intentándolo una y otra vez, pero sin conseguirlo. Hemos escuchado muchas veces, incluso podemos habernos escuchado a nosotros mismos decir: ”YO SOY ASI Y NO PUEDO CAMBIAR” ¿Realmente podemos cambiar? La respuesta es Sí».

Encarnación Vidal.

Te esperaré toda mi vida, PDF, Megan Maxwel

Sumérgete en las páginas de esta novela de la mano de Montse y sus dos amigas, Julia y Juana; unas españolas afincadas en Londres.

Una rifa, un premio, un viaje, una ciudad: Edimburgo. Tierra de leyendas y escoceses.
Allí, en aquel momento, en aquel lugar, ocurrirá algo que cambiará para siempre la vida de la protagonista y sus amigas.

Montse, Juana y Julia tres amigas que el tiempo se encargó de unir en diferentes momentos, pero no pudo separar luego, son tres mujeres españolas buenas cada una en lo que hacen. Se ayudan, se comprenden y se apoyan. Y debido a esto se embarcan en un viaje a Edimburgo, en donde se disponen a disfrutar de las vacaciones que se merecen.

Distintas circunstancias hacen que estas amigas se vean de un momento a otro viviendo en la antigua Escocia, en donde los hombres que viven en esa época no se parecen a los actuales. Esto causa que Montse se encuentre con el hombre que desde niña ha soñado y no sabía en donde poder encontrarlo.

Fuente: La Alfombra Roja de la Lectura

¿Quieres saber qué pasa? ¿Te apetece sonreír y divertirte? ¿Deseas enamorarte?Entonces, no tienes más remedio que abrir el libro y ponerte cómoda. ¡Disfrútalo!

Jorge Bucay, 26 cuentos para pensar, PDF,

Que bendición encontrar textos de este tipo para leer, deleitar la mente, ponerla a trabajar, lo que no se usa se atrofia…

Reflexiones, Poemas, Literatura,Psicología

Todos los que hemos vivido buscando la verdad, nos hemos encontrado en el camino, con muchas ideas que nos sedujeron y habitaron en nosotros con la fuerza suficiente como para condicionar nuestro sistema de creencias.

Sin embargo, pasado un tiempo, muchas de las verdades terminaban siendo descartadas porque no soportaban nuestros cuestionamientos internos, o porque una «nueva verdad», incompatible con aquellas, competía en nosotros por los mismos espacios, o simplemente, porque estas verdades dejaban de serlo.

En cualquier caso, aquellos conceptos que habíamos tenido como referentes dejaban de ser tales y nos encontrábamos, de pronto, a la deriva. Dueños del timón de nuestro barco y conscientes de nuestras posibilidades, pero incapaces de trazar un rumbo confiable.

Y entonces me pregunto, por un lado: ¿Existirán las verdades sólidas como rocas e imperturbables como accidentes geográficos?, ¿o será la verdad sólo un concepto que lleva en sí mismo la esencia de lo transitorio y frágil de las flores?.

Y por otro lado, desde una perspectiva macrocósmica: ¿Es que acaso las montañas, los ríos y las estrellas no están también amenazadas de pronta desaparición?. ¿Cuánto es «pronto» comparado con «siempre» ?. ¿No son, desde esta mirada, las montañas también efímeras ?…

Creo que lo que me gustaría hoy es intentar escribir sobre algunas ideas montaña, ideas-río, ideas-estrella con las que me fui cruzando en mi camino. Algunas verdades que seguramente son cuestionables para otros y lo serán también para mí, algún día, pero que contienen hoy, me parece, la solidez y la confiabilidad que da la indiscutible mirada del sentido común.

Jorge M. Bucay.

Página 1 de 18

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén