[PDF] El código del dinero, como crear riqueza

La prosperidad es un efecto y su causa son las creencias sobre el dinero y la educación financiera. Es cierto, el dinero ama a quien ama el proceso, no a quien ama el resultado. Todo aquel que aprende cómo activar las causas de la prosperidad, conseguirá inevitablemente riqueza material.

La diferencia entre las personas que manifiestan prosperidad y las que no, radica en que las primeras aplican fórmulas útiles y las segundas fórmulas inútiles.

Si tu programación proviene de una mentalidad pobre, el dinero escasea; si tu programación proviene de una mentalidad rica, el dinero abunda. Si lo ves en tu mente lo verás en la realidad, pero si no puedes crearlo en tu mente no estará en ningún lugar.

El dinero también es una idea, un concepto, así que deberás crearlo antes en la mente. El dinero es el efecto inevitable de activar sus causas. Y todo lo que ocurre en el mundo material antes ha sido creado en la mente individual o colectiva. Puesto que tienes la capacidad de crear pensamientos puedes crear riqueza.

Muchos de los problemas financieros que afrontan hoy los adultos se podrían evitar con una buena formación financiera y ética de las que nos ha privado el obsoleto sistema educativo. En el sistema educativo elemental y superior las calificaciones son la medida del éxito académico, pero en la vida real las calificaciones no sirven de nada. 

La ansiada libertad financiera es el resultado de poseer varias fuentes de ingresos, y algunas de esas fuentes deberán ser pasivas, ya que nadie puede trabajar en varios trabajos a la vez.

Si en la escuela se enseñase el lenguaje del dinero, los problemas financieros serían erradicados de la Tierra y contaremos con más emprendedores libres financieramente que empleados luchando en la carrera de la supervivencia. El problema está en que la mayoría de las personas no conocen el lenguaje del dinero y en consecuencia pierden el juego del dinero. 

El dinero tiene su propio lenguaje, igual que la medicina tiene el suyo, la astronomía tiene el suyo, la mecánica tiene el suyo, y la botánica tiene el suyo, etc. . Es vital que aprendas ese lenguaje de la manera que se aprende cualquier lenguaje: hablando y leyendo.

descargar

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: