Hace mucho, mucho tiempo, nosotros los humanos éramos muy diferentes. Podíamos comunicarnos y
expresarnos de ciertas maneras que sólo unos pocos en el mundo moderno de hoy podrían siquiera
empezar a entender. Nosotros podíamos usar una forma de comunicarnos y sentir que no involucra para
nada al cerebro sino que viene del espacio sagrado dentro del corazón humano.

En Australia, los aborígenes están aún conectados en una antigua red de vida que ellos llaman tiempo de soñar. En este sueño colectivo o estado de conciencia ellos continúan existiendo dentro de sus corazones, viven y respiran en un mundo que casi se ha perdido por completo en la mente occidental.

Este es un libro para recordar. Tú siempre has tenido este lugar dentro de tu corazón, y aún está ahí ahora. Existía antes de la creación, y existirá aun después de que la última estrella termine de brillar. En la noche, cuando entras a tus sueños, dejas tu mente y entras al espacio sagrado de tu corazón.

Este libro está escrito con la menor cantidad posible de palabras para transmitir el significado y mantener la integridad de la esencia de esta experiencia. Las imágenes son a propósito simples. Está escrito desde el corazón, no desde la mente. 

descargar