PDF, ¿Soy realmente cristiano?

La mayoría de nosotros piensa que es sabio visitar al doctor de vez en cuando para hacernos un examen. Da seguridad confirmar nuestra salud, pero también es un alivio identifi-car un problema antes de que sea demasiado tarde. No obstante, muchos de los que vivimos en el mundo de la “América cristiana moderna” y más allá somos reticentes a la idea de examinar nuestras vidas para ver si la Palabra de Dios confirma la salud de nuestro cristianismo.

La realidad es que el infierno está lleno de personas que pro- fesaron el cristianismo pero que nunca se examinaron a sí mismas. Será demasiado tarde si entramos en la eternidad solo para oír aquellas aterradoras palabras de nuestro Señor:

El problema consiste en pensar que producir los frutos adecuados nos convertirá en el tipo de árbol adecuado. El dueño de cualquier huerto te dirá que el fruto es aquello que un árbol produce de forma natural, lo que simplemente revela la naturaleza del árbol. Si el fruto está en mal estado, podrido, o simplemente no existe, la solución no es colgar frutos de plástico en las ramas.

Marcar como favorito enlace permanente.

Leave a Reply