Me cuesta tanto olvidarte, PDF, Mariela Michelena

La vida te enseña, te pule, casi te perfecciona, así sea a punta de golpes, las situaciones de pareja nunca serán color de rosa, después de cierto tiempo van a existir inconvenientes, algunos se podrán ir superando cuando hay voluntad en ambas partes, pero también pueden llegar situaciones donde es imposible seguir con una relación, ahí es donde entran aquellos conocedores del tema para ayudarnos a tomar la decisión adecuada.

PROLOGO:

A raíz de la publicación de Mujeres malqueridas, he tenido la suerte de recibir cantidad de correos sobre todo de mujeres que me escribían para contarme sus historias, para agradecerme haberlas ayudado a comprender lo que les estaba pasando y para retribuirme, con sus palabras, lo que sentían que habían recibido de las mías.

Gran parte de ellas me pedía ayuda, porque se sentían incapaces de romper con una relación enfermiza. Gracias a esas historias, descubrí las incontables formas que pueden adoptar el sufrimiento y el mal amor y los extremos a los que se puede llegar con tal de mantener cerca a una pareja.

Me llamaba la atención cómo, a pesar de las enormes diferencias que había entre un relato y otro, las cuestiones de fondo se repetían. Comprobé que mi libro Mujeres malqueridas, efectivamente, generaba más preguntas que respuestas, y que la mayoría de esas mujeres me escribía buscando una solución a su caso particular.

¿Te parece que lo puedo cambiar?», «¿Hay algo que yo pueda hacer para que siga conmigo?, ¿Tendría que dejar de verlo?, ¿Qué hago si me busca otra vez?, ¿Lo perdono de nuevo?.

Las mismas preguntas una y otra vez apuntaban a algo más profundo, a una dificultad que no se resolvía con una prescripción concreta y mucho menos con un consejo virtual vía correo electrónico. Lo cierto es que cada una de ellas buscaba, a su manera, el consuelo que mitigara su dolor o al menos la luz suficiente para comprenderlo y, además, una buena compañía.

Marcar como favorito enlace permanente.

Leave a Reply