Fuerza interior como diamante

Lamentablemente muchas personas han sido corrompidas por el mal siniestro de la envidia, se sienten mal por el triunfo de otros, olvidando que todos tenemos las mismas posibilidades en esta vida, la riqueza no es para unos pocos, sino para todo aquel que aprovecha bien las oportunidades.

Según piensas,así demostrarán ser las circunstancias y experiencias. Cuando tu pensamiento se convierte en una actitud consciente de miedo a no poder tener lo que deseas, o a que Dios no te otorgue tu deseo, tu actitud mental establece una vibración en tu sistema nervioso, no sólo en tu cuerpo sino en tu aura, y las personas, cosas y acciones necesarias para tu éxito son repelidas o expulsadas de ti.

Cuando tu pensamiento desarrolla la convicción de que se te cuida y de que se te guía a la perfección en todo lo que haces, se desarrolla un ratio vibratorio constructivo y positivo que afecta a tu cerebro y a tu sistema nervioso y a tu aspecto físico general, y entonces te sientes bien, satisfecho con la creencia de que Dios, o Inteligencia Infinita, ha escuchado tu oración y te otorgará tu deseo.

A esto se le conoce como estar en sintonía con el Infinito. ¡Es pensamiento creativo! Cuando tu pensamiento desarrolla esa actitud todo parece llegarte automáticamente, sin ningún esfuerzo ni ansiedad de tu parte.

Russell h. Conwell, nos ayuda a entender que el éxito y la riqueza pueden estar en nuestro propio patio…