Siete estrategias, o, ¿Simplemente las que sean necesarias? cuando se trata de alcanzar el éxito el esfuerzo vale la pena, se supone que nada se nos dará gratis, que nada es fácil, si te dicen: emprende ese proyecto que no vas a tener que hacer esfuerzo alguno, tranquilamente acude al beneficio de la duda, el hecho de que tu decidas dejar de ser un empleado no significa que tienes que ser una persona indisciplinada, es al contrario, debes ser más organizado en todos los aspectos de tu vida.

El libro te puede ayudar, tenlo por seguro, pero no es milagroso, las técnicas o estrategias que se dan en cualquier libro deben ser puestas en práctica lo antes posible. mucho más cuando te están diciendo: puedes alcanzar riqueza y felicidad.

Riqueza es una palabra muy controvertida porque inspira en la mente gran variedad de imágenes y, a veces, también conceptos conflictivos. Esto no es nada raro, porque cada uno enfoca la riqueza desde su propia perspectiva. Para cierta persona, riqueza puede significar el tener suficiente dinero para hacer todo lo que desee. Para otro, puede consistir en estar libre de deudas, libertad ante la continua exigencia de obligaciones. Para otros en fin, su significado está en la oportunidad de desarrollar su propia personalidad y alcanzar el éxito.

De esa diversidad de conceptos surge la creatividad que nos ayuda a encontrar nuestro propio camino para abrirnos paso hacia una vida plena.

La mayoría de la gente que no se ha preocupado ni empleado su tiempo en pensar sobre este asunto, considera que la riqueza se engloba simplemente en una palabra: millonario. ¡Es que se trata de una palabra muy excitante! ¡Suena a éxito, libertad, poder, influencia, placeres, capacidad y magnanimidad! ¡Sin duda, ser millonario no es una idea rechazable! Sin embargo, la palabra riqueza se aplica también a otros conceptos diferentes de los económicos. Se puede ser rico en experiencia, rico en amigos, rico en amor, rico en vida familiar, rico en cultura.