Las enseñanzas verdaderas de buda

Las enseñanzas del Buda han sido conocidas con el término Budismo. Comenzaron en las provincias del Norte de la India y tiempo después prevalecieron en toda Asia. Se ha mezclado con las tradicionales creencias y religiones de muchos países, realizándolas con la pureza de su filosofía.

De tal manera en la época actual hay más de quinientos millones de budistas, que se encuentran en India, China, Japón, Tíbet, Corea, Indochina, Malasia, Birmania, Tailandia, Cambodia y Ceilán, con creciente interés en los países no asiáticos.

Abriendo su Primer Sermón, el Buda pidió a sus discípulos evitar los extremos que son la indulgencia sensual y la auto mortificación. La indulgencia sensual es innoble, tosca, vulgar, ordinaria, no provechosa, dijo porque la primera retarda el progreso espiritual y la segunda debilita el intelecto.

El mismo Buda puso en práctica ambas de esas actitudes antes de su iluminación: la primera, cuando era un príncipe en el palacio de sus padres antes de renunciar al mundo; la segunda, como un asceta en el bosque de Urevera antes de su Iluminación. Por tanto, comprobó su futilidad y constató que solamente la autoconquista con moderación conduce al último objetivo: el Nibbana.