Niveles de sabiduría en la meditación

Según los neurocientíficos las primeras semanas tras el nacimiento son el período mas crucial para el desarrollo del cerebro. En pocas palabras, el contacto físico con la madre es un factor crucial para dicho desarrollo. Eso nos muestra claramente que el cuerpo del ser humano da la impresión de estar muy conectado con el afecto humano.

También sucede que cuando nos imparten lecciones en el colegio o en cualquier Otro lugar, los temas que aprendemos de un profesor que no s610 nos enseña, sino que demuestra sentir un sincero afecto humano por los estudiantes y que se preocupa por su futuro y bienestar, suelen calar de manera mås profunda en nuestra memoria, en el cerebro.

Esos mismos temas, aprendidos de Otro tipo de profesor. que se limita a dar una explicación o enseñanza sin ninguna preocupación, o sin ningún sentido de la responsabilidad acerca del futuro del estudiante, se olvidan con facilidad. Eso vuelve a demostrarnos que el funcionamiento del cerebro humano tiene en cuenta el afecto.

Mas tarde. al hacemos mayores, a veces nos sentimos totalmente independientes; no necesitamos ayuda de Ios demås, y nos bastamos para todo. Descuidamos el valor positivo del afecto. Debido a la carencia de este sentimiento humano tan básico, a veces los profesionales que se supone deben servir a Ia humanidad acaban siendo destructivos. Sin simpatía humana, la ciencia, la tecnología la educación e incluso la religión, se transforman
en ocasiones en algo destructivo.

Por naturaleza, Los seres humanos contamos con grandes capacidades, y el empleo de la tecnología moderna en el campo de Ia educaci6n ha aumentado todavía más dichas capacidades. No obstante, aunque nuestros conocimientos aumentan, Ia Otra cuaLidad humana el buen coraz6n no avanza a la par. Por ello, el conocimiento se hace mas destructivo, mas negativo.