El Dhammapada, enseñanzas de budha

El camino que lleva a la felicidad está lleno de distractores. No es posible hallar la luz que ilumina nuestra conciencia, sino es anhelada.

En el mundo abundan las filosofías y los principios religiosos, que en su mayoría no conducen a nada, porque están cargados de materialismo.

Dentro de cada persona debe nacer el ardiente deseo de hacer lo recto, así esa luz lo encontrara a él.

Podemos decir que el mensaje espiritual de Budha gira en torno a la compasión, la benevolencia, el amor hacia todas las criaturas y la comprensión.

Todo marcha unido a un fervoroso anhelo de alcanzar el estado de despertar espiritual o Iluminación, llamado «Nirvana», lo cual, en esencia es lo que en otras Religiones recibe el nombre de «Unión con Dios» o Liberación.

Ese Supremo Estado que ha sido el objeto de la vida de innumerables
sabios y santos de las más diversas Tradiciones y Filosofías a lo largo y ancho del mundo– es el mismo al que nos conducen las enseñanzas de Budha.

Nos dice Budha que este mundo en el cual vivimos posee una dolorosa
característica: su impermanencia. Todo en él cambia y se diluye como arena seca entre las palmas de nuestras manos.

No es posible retenerlo, porque el paso del tiempo es inexorable y afecta por igual a todas las criaturas. Esta es llamada la Primera Noble Verdad: la existencia del dolor.