Maestros grandes, Buenos maestros

Muchos líderes de hoy celebran la conquista del espacio pero se olvidan de impulsar la protección de nuestra Naturaleza y Medio Ambiente. Los sistemas educativos se enfocan más en educar en temas técnicos y profesionales y se han olvidado de enseñar virtudes y valores aplicados a la vida cotidiana.

La mentira y opacidad se ha convertido en el modus vivendi de muchos
gobernantes, empresarios, ejecutivos, y seres humanos en general. Es hora de recuperar, desde la educación en las casas hasta en las escuelas, los valores y virtudes que enaltezcan al ser humano como ente espiritual.

Muchos padres han entregado la vital responsabilidad de la educación de sus hijos a las escuelas y a los maestros, cuando ellos como padres son los principales educadores de sus infantes.

Los padres se quejan de las huelgas y paros que realizan los maestros, sin comprender que con su pasividad frente al destino de sus hijos ellos mismos han estado en huelga desde hace muchos años.