Las 4 leyes de las oportunidades, PDF, Manel Reyes

Desde hace unas pocas décadas hemos descubierto la secuencia de elementos básicos que caracterizan la proximidad entre las personas, y aprendido los principios que regulan la forma en que funcionan las relaciones y en cómo nos lanzamos a la maravillosa manera de comunicarnos emocionalmente, de establecer una conexión emocional.

Resulta fundamental en la vida de las relaciones, y lo es, y muy determinante en la vida comercial.

Mejorar nuestros rituales de conexión emocional requiere lo mismo que cualquier objetivo válido e importante en la vida de una persona: mucha atención y una práctica y un esfuerzo continuado.

Es verdad que pocos esfuerzos pueden prometer una recompensa tan rica como la de conectar bien con las personas. Vale la pena considerar que nuestros cerebros están especialmente preparados para la conexión emocional.

Si con algo está relacionada la evolución homínida a través de la evolución del cerebro es con la tendencia a establecer conexiones, relaciones, lazos, vínculos… Para establecerlos de manera del todo adaptativa nos hemos ido dotando de unas competencias expresivas y simbólicas de gran calado, verbales y no verbales.

Las expresiones no verbales, de importancia capital a la hora de establecer
relaciones son muy antiguas, nos llegan de muy lejos, de nuestros antepasados, ya que muchas de ellas las compartimos parcialmente con otros primates. Aparte de esta antigüedad que refuerza su poder son muy sutiles, es decir, globales y su impacto tiene lugar en las fantásticas regiones de los umbrales de la consciencia.

Marcar como favorito enlace permanente.

Leave a Reply