independencia laboral,

Los seres humanos tenemos un gran potencial, que correctamente conducido nos permite lograr casi cualquier cosa que nos propongamos. Así que la fórmula es sencilla: si consigue trabajar de eso que le gusta y en lo que por tanto será bueno, trabajar será una experiencia gratificante.

No hay nada que incremente más la energía de una persona que saber a dónde se dirige. No se me ocurre nada más estimulante que levantarse por la mañana con una meta clara en la vida.

Si está leyendo este libro es porque o bien es emprendedor y quiere mejorar determinados aspectos de su trabajo, o bien está pensando en empezar a trabajar por su cuenta. Sea cual sea el caso, tómese el tiempo que necesite para entender e interiorizar bien lo siguiente: el error más grande que puede cometer como emprendedor es dedicarse a algo que no le apasione hacer mejor cada día.

Quizá a muchos les guste vivir y pensar como empleados; no se en que porcentaje pueda ocurrir esta situación, pero al que tiene espíritu emprendedor y de independencia, su conciencia no lo va a dejar tranquilo hasta que realice sus sueños.

Si es cierta la sentencia que afirma que los fracasos constituyen el mejor aprendizaje, este libro «vivir sin jefe» es el perfecto formador.