Esta es una reinterpretación contemporánea de algunas de las enseñanzas de epicteto, y no tienen ninguna pretensión de erudición, mas bien he tratado de usar un lenguaje sencillo, al alcance de todos, para que todos se puedan beneficiar de el.

La felicidad y la libertad empiezan con el claro entendimiento de un principio: Hay cosas cuyo control esta en nuestro poder y hay cosas cuyo control no esta en nuestro poder.

Solamente después de enfrentar esta regla fundamental, y aprender a distinguir lo que puedes de lo que NO puedes controlar la tranquilidad interna y la efectividad externa se hacen posibles.

Puedes controlar tus opiniones, aspiraciones, deseos, y que cosas que te son repulsivas. Esas cosas acertadamente deben preocuparte, ya que están sujetas a tu control. Siempre podemos elegir el contenido y carácter de nuestra vida interna.

Fuera de nuestro control, sin embargo, están cosas como que tipo de cuerpo que tenemos, si hemos nacido en una familia rica o nos hemos enriquecido, cual es la opinión que otros tienen de nosotros, y el lugar que ocupamos en la sociedad.

Debemos recordar que esas cosas con externas, y por lo tanto, fuera de nuestro control. Tratar de controlar o cambiar lo que no podemos solo resulta en tormento. Recuerda: Las cosas que están en nuestro poder están naturalmente a nuestra disposición, libres de restricciones o deseo de los demás y las cosas fuera de nuestro“poder” son débiles, dependientes o determinadas por los deseos y acciones de los demás.

Recuerda también que si llegas a pensar que reinas sobre cosas que están mas allá de tu control, o si adoptas los asuntos de otros como los tuyos propios, tus empeños serán empequeñecidos y te veras frustrado, y buscando explicaciones y culpables de porque las cosas no son como tu quieres.